Neumáticos o ruedas usadas ¿Merecen la pena? ¿Si o No?

La compra de neumáticos usados se ha convertido en algo lamentablemente demasiado habitual. Este tipo de ruedas, obligatorias para que el coche pueda funcionar, reciben todo tipo de usos. Es evidente que se irán desgastando con el paso del tiempo, por lo que cada cierto número de años será necesario adquirir ruedas nuevas que permitan seguir utilizando el vehículo. Bueno, tenemos que poner un énfasis especial en las palabras “ruedas nuevas”, ya que la compra de ruedas usadas ha hecho que florezca un mercado muy lucrativo, pero a la vez peligroso para los cientos de clientes que existen.

Entendemos que la compra de neumáticos completamente nuevos es una tarea que puede llegar a costar bastante dinero. Pero también es cierto que existen una serie de conceptos a tener muy en cuenta. Los mecánicos y establecimientos conocen la dura situación por la que está pasando el país, por lo que no dudan en poner en marcha todo tipo de triquiñuelas con el fin de vender los artículos usados que tienen a su disposición.

La pregunta que nos hacemos es sencilla: ¿los neumáticos usados merecen la pena? ¿es recomendable pagar menos por un artículo usado, teniendo en cuenta que este puede poner nuestra vida en peligro?

El curioso caso de Alemania

Neumaticos-usados-recomendables

Un usuario se quejaba, hace semanas, de lo que está sucediendo en Alemania en el mercado de ruedas usadas. Al parecer, en el conocido país, cuando llega la temporada de invierno, es imprescindible poner nuevos neumáticos a los coches, descartando los que se han usado durante la época veraniega. Lo que pocos conocen es que los materiales ya utilizados son exportados hasta España, donde se pueden comprar por un precio menor, pero con un desgaste más que evidente. De hecho, muchos usuarios ni siquiera se dan cuenta de que tienen en su poder un producto que ya ha pasado por otro coche.

Los peligros que implica comprar un neumático usado son más que evidentes: al haber desgaste, también hay más posibilidades de derrapar con el vehículo, perder adherencia al asfalto, y en general perder seguridad. De hecho, los conductores se están arriesgando a comprar un producto en condiciones a veces deplorables que ni siquiera garantizan un correcto funcionamiento.

Mientras que se usen neumáticos usados, los vehículos podrán ser víctimas de todo tipo de desgracias, por lo que recomendamos tener un cuidado extremo, teniendo en cuenta que la experiencia (y la seguridad) no será la misma que si estuviéramos usando un producto recién salido de la fabrica.

Culpable: la falta de dinero

Neumaticos-usados-ruedas-si-o-no

El culpable de que los usuarios prefieran neumáticos usados a nuevos es evidente y salta a la vista: la crisis ha hecho una merma terrible en el poder adquisitivo de muchas familias, lo cual está provocando a su vez que intenten ahorrar de todas las maneras posibles. El mercado de ruedas usadas se está beneficiando de esta situación al vender productos de segunda mano a un precio inferior, en comparación con los nuevos.

La gente, en definitiva, intenta ahorrar algo de dinero. Algo de lo que se aprovechan los profesionales, pero que puede llegar a tener consecuencias mortales. Debemos tener en cuenta que los productos son usados, y por lo tanto no tienen ni la misma eficiencia ni la misma seguridad que los nuevos. Por ejemplo, la banda de rodaje es más amplia, proporcionando más posibilidades de padecer un accidente. La tasa de probabilidades aumenta de manera espectacular y grave.

Es evidente que, con los problemas económicos que están teniendo millones de españoles, se busca ahorrar dinero. En todo caso, esta tarea no es recomendable en la compra de neumáticos. No en vano, estáis poniendo en peligro vuestra propia vida.

Neumáticos usados: no recomendados

Neumaticos-usados-si-o-no

No es necesario realizar muchas investigaciones para conocer que el uso de neumáticos usados no es recomendable. Puede ser legal, sobre todo cuando sus características entran dentro de los límites legales vigentes, pero eso no significa que os vayan a proporcionar la misma seguridad que los productos nuevos. Quizá penséis que somos un poco pesados y que nos referimos a la seguridad en la conducción con demasiada frecuencia. En nuestra opinión, este aspecto no es ninguna tontería y se debe tener en cuenta siempre.

La seguridad a la hora de conducir un vehículo es imprescindible, y el dinero no puede ser una excusa para disminuir el nivel: ¿ponéis precio a una vida? ¿estáis dispuestos a ahorrar solo algunas decenas de euros para arriesgaros a tener un accidente por un neumático en mal estado? Es evidente que este tipo de posibilidades ni siquiera se nos tendrían que pasar por la cabeza. En cuanto a los neumáticos usados, no podemos recomendar su uso bajo ningún concepto.

¿Existen excepciones?

Neumaticos-usados-comprar

Preguntando en nuestro círculo más cercano, hemos encontrado opiniones para todos los gustos. Mientras que algunos conductores afirman que no comprarían “ni locos” neumáticos usados, otros afirman que llevan haciendo esto toda la vida, y que “nunca he tenido un accidente ni ningún problema“. Estas respuestas han hecho que nos pensemos más de dos veces el uso de neumáticos usados y, sobre todo, la posibilidad de que haya excepciones.

La conclusión a la que hemos llegado es la misma de siempre: no podemos anteponer nuestra seguridad al hecho de ahorrar algo de dinero. Nuestro vida está por delante de todo.

La próxima vez que compréis neumáticos para vuestro coche, tened muy en cuenta lo que os estamos diciendo: no hay justificación posible. Comprendemos que el principal motivo de comprar un artículo usado en vez de uno nuevo sea la economía, pero vuestra seguridad está por delante de todo. Y estamos dispuestos a repetir esto las veces que sean necesarias.

Por último, un consejo: existen establecimientos que en más de una ocasión han intentado vender ruedas usadas como si fueran nuevas. Aunque se os asegure que las mismas son de primera mano, comprobadlas bien con el fin de conocer con exactitud su estado real. Fijaos, sobre todo, en los conocidos “pinchitos” y en el olor de los materiales. Pedid ayuda a un profesional si es necesario.

Gracias por visitar blog desguaces la torre.

Recomendaciones antes de comprar una pieza en desguace

piezas de desguace

¿Qué debemos hacer antes de comprar una pieza en un desguace?

  1. Comprobar el estado con un chequeo visual y preguntarle al vendedor, si la pieza tiene garantía en caso de montarla y no funcionar.
  2. Buscar un poco de información sobre la pieza, nunca estará de más. Si sabemos que modelos de coche usan la misma pieza, tendremos más posibilidades de encontrarla (Si el operario de desguace no sabe la compatibilidad) y también de parecer un poco más expertos y que no nos quieran cobrar de más, como suele pasar en muchos desguaces.
  3. Dar una llamada a varios desguaces, de esta forma sabremos sin tener que desplazarnos, si tienen la pieza y un precio aproximado.
  4. Ser exigente. Si nos encontramos con un retrovisor o una aleta por ejemplo, y que tiene la más minuscula raya o imperfección, a la hora de pagar comentarselo para intentar exigir un precio más bajo.

Como véis, para nada es difícil tomar en cuenta alguno de estos consejos, que pueden ayudaros en la tarea de encontrar vuestras piezas de desguace.

Piezas y repuestos de desguace

¿Que piezas y repuestos nos podemos encontrar en un desguace?

El mejor sitio para encontrar piezas de desguace usadas y con garantía en muchos casos es uno de estos centros. Aquí te dejo muchos de los repuestos que puedes encontrar en Desguaces la Torre, Malvarrosa, o Stop, por ejemplo. También es una sabia idea acudir a tu desguace más cercano para ver insitu estos componentes de un vehículo.

Motores

Si se ha gripado por completo tu motor, o simplemente se ha ido la culata, en cualquier desguace puedes encontrar el repuesto perfecto. Puedes comprar un motor completo por un precio tan económico con el que no podrías bien seguro pagar por ejemplo un turbo en el concesionario oficial. A veces la mejor opción es comprar el motor entero. El resto de piezas que no necesitemos, posiblemente en un futuro serán de utilidad.

Los motores que se venden en los desguaces suelen estar revisados y siempre avisando de su kilometraje exacto en el momento de ser retirados de cualquier coche. Podrás comprar tu motor ahorrando mucho dinero y dandole una nueva vida a tu vehículo

También podrás encontrar pinzas y discos de freno en buen estado, culatas, turbos, EGR, mariposas de admisión, compresores de aire acondicionado, inyectores, fusibles, reles y una infinidad de piezas para tu coche.

Lunas

Lunas y cristales de desguace

Normalmente todos los seguros suelen incluir en la poliza, la rotura de lunas. Pero en ocasiones por decisión

nuestra o por ser un coche clásico no se incluyen, por lo que nos tocará pasar por caja y comprar una cristal nuevo. Pero, ¿es necesario comprar una luna nueva?. La respuesta es no. En los desguaces puedes encontrar cualquiera ventana o luna delantera o trasera, en muchas ocasiones como nuevas y por un precio en ocasiones un 70% más barato que una pieza nueva.

Carrocería

De la misma forma que un cristal se puede romper, podemos encontrar piezas de desguace como un capó, techo, aletas, restrovisores, puertas o defensas para nuestro coche. Puede ser una gran oportunidad adquirir una de estas piezas en cualquier desguace de los que recomendamos. En ocasiones una visita al chapista puede ser mucho más cara, aunque eso sí más perfecta.carrocerias-repuestos-usados

A veces suele ser una tarea más dificil, ya que el color es personalizado para cada vehículo, pero normalmente en un gran desguace tendrán la que necesitas y quizás en un excelente estado de conservación.

Interior

Has quemado un asiento con un cigarrillo? O tu volante ya está muy gastado? No te preocupes, muchas veces puedes encontrar estas piezas en un desguace. Desde asientos, volantes, guanteras, acolchados o la tapicería y muchas más las podremos encontrar sin problema en cualquier centro de este tipo.

Hay partes del interior que sufren un desgaste más continuado y visible como pueden ser los asientos del conductor, volante, manivelas o botones de las lunas. Muchos otros como ceniceros, guanteras, marcadores, rejillas del aire acondicionado y asientos alternativos tienden a estar mucho más cuidados.

En fin, yo siempre recomiendo este tipo de piezas de desguace para vehículos de más de 10 años. Ya que normalmente el precio de una original se dispara tanto, que en ocasiones puede superar al precio de un vehículo completo.